sábado, 28 de noviembre de 2009

I.4. Fundamentos generales del Aborto: Los “principios” de bioética anglosajones

I.4. Fundamentos generales del Aborto: Los “principios” de bioética
anglosajones
 Detalles de los “principios” anglosajones
T. Beauchamp y J. Childress, en su libro "Principios de ética biomédica"5,
propusieron cuatro "principios" para guiarse en temas de bioética, que se han popularizado en
distintas partes del mundo y han fundamentado las ideologías abortistas; a saber:
- El "principio" de autonomía, según el cual es necesario respetar absolutamente la decisión
del paciente, lo cual implica que éste es libre para hacer lo que le plazca con su cuerpo.
Pero mi objeción a este principio es que, en el caso del aborto, el no nacido no es el
cuerpo de la madre. Tampoco me parece que sea posible hablar de autonomía dejando de lado
el conocimiento. ¿Acaso, puede un paciente decidir lo que es mejor para el, sin tener
suficiente conocimiento del tema? ¿Que valor tendría al final el conocimiento del Arte de la
medicina si el paciente puede imponer su voluntad por sobre el entendimiento del medico?
- El "principio" de beneficencia, según el cual, el médico en su intervención, debe procurar el
mayor bien del paciente.
Pero el problema se plantea en estos términos: ¿Cuál es el "mayor bien" del paciente?
¿Aquel que se puede determinar objetivamente o el que proviene de su voluntad subjetiva y
"autónoma"? Por ejemplo, si se entiende que el mayor bien para una paciente es realizarle un
aborto "terapéutico" y ella está de acuerdo ("principio" de autonomía), se estaría actuando de
5 L-Beauchamp, Tom, F-Childress, James, (1999), Principios de Etica Biomédica, Barcelona : Estudios, p.548
14
acuerdo con los "principios" de beneficencia y autonomía... Claro que con respecto a la
paciente, no a su hijo.
- El "principio" de no maleficencia, según el cual no se debería dañar a ningún paciente, salvo
que se haga con el fin de obtener un beneficio mayor al daño provocado.
Un ejemplo claro lo vemos en el caso de la esterilización: la persona que pide ser
esterilizada, se daña a sí misma (se mutila) para conseguir un "bien" que ella, subjetivamente
y apoyada en el "principio" de autonomía, considera mayor: la seguridad en la
anticoncepción.
- El "principio" de justicia, según el cual deben asignarse correctamente los recursos siempre
escasos, tanto para la atención de la salud pública como de los pacientes concretos.
Ello implica reducir la justicia en sentido amplio, a mera "justicia social", que puede
ser bien o mal aplicada, por ejemplo, "apurar" la muerte de un paciente para liberar camas en
un hospital.
 ¿“Principios” o pseudo principios?
Con lo cual, queda aclarado en breves trazos el por qué de las comillas cuando
hablamos de los "principios" anglosajones. Efectivamente, en realidad, no son principios
propiamente dichos. ¿Por qué? En primer lugar, porque no son universales (admiten múltiples
excepciones); en segundo lugar porque no son ni imperativos ni inmutables (pueden cambiar
según el tiempo y la cultura).
Un ejemplo de este cambio, según las circunstancias, se observa en Europa, donde
aparentemente tiene prioridad el "principio" de justicia y no maleficencia sobre los de
autonomía y beneficencia, que son prioritarios en los Estados Unidos.
15

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada